¿Qué es un ERP y para qué sirve?


Si te preguntas qué es un sistema ERP (Enterprise Resource Planning), la definición más clara es que son sistemas de información que  integran los datos y automatizan los procesos de negocio de la empresa en una única plataforma digital;  desde las compras, la contabilidad, las finanzas, la fabricación, las ventas y los recursos humanos, entre otros.

Con ello se consigue una mayor eficiencia en la gestión de tu empresa, ya que los procesos de negocio se gestionan de manera integrada y digital en un único sistema. Así, se eliminan ineficiencias provocadas por exceso de tareas manuales, demoras entre departamentos y desperdicios en la operativa de la empresa, que no hacen sino añadir costes ocultos e impactar negativamente en la productividad del conjunto.

Odoo • Texto e imagen

La importancia de la gestión de procesos de negocio

En lenguaje empresarial, un proceso son un conjunto de actividades que realizadas de forma secuencial añaden valor añadido a un producto o servicio, hasta su entrega al cliente final.

Odoo • Imagen y texto

Los procesos de negocio en una empresa suelen involucrar a múltiples departamentos y personas que tienen que colaborar entre sí para  crear y entregar un valor final al cliente.  Pueden ser tanto procesos de transformación física de un producto, como de gestión administrativa. Además, suelen traspasar las fronteras de la propia empresa al colaborar con partners, proveedores, clientes, etc.

Lo importante en la gestión de un proceso es que en  cada etapa se aporte el máximo de valor añadido , es decir, aquello por lo que el cliente está dispuesto a pagar. Por ejemplo, la logística de un producto no aporta valor al cliente, solo añade tiempo y costes. Sin embargo, esa logística es necesaria para que el producto llegue al cliente final. Pues bien,  la clave de la gestión de procesos es reducir al máximo lo que no crea valor ; en este caso el tiempo de almacenaje y envío del producto al cliente para alcanzar la máxima eficiencia operativa.

En este caso, para conseguir una reducción de tiempos y una optimización del almacenaje es fundamental que tengamos una predicción certera de los pedidos, un sistema digitalizado de pedidos que mande las órdenes en tiempo real, una contabilización automática (no manual) de los inventarios, un sistema automático de reposiciones, etc.  Todo ello se consigue con una integración de la información y una automatización de los procesos.

¿Quieres saber más sobre qué tipos de sistemas de gestión ERP existen?  

Te lo explicamos